Terapia asistida con animales

Entrevistando a Mariel Lezcano, psicomotricista con experiencia profesional en el área de Salud y Educación, con especial orientación y amplia experiencia en clínica psicomotriz para niños con discapacidades motoras y mentales, natación y matro-natación para bebés y niños de la primera infancia, estimulación temprana, experta y técnica en terapia asistida con animales
Fundadora de La casita de Emma.

 ¿Qué es la Terapia Asistida con animales?

Es aquella intervención terapéutica que persigue objetivos definidos y que utiliza el vínculo humano- animal como parte integral de procesos del tratamiento. El terapeuta planifica y ordena , de alguna manera el encuentro y ese espacio terapéutico compartido por el animal.

¿Qué beneficios trae este tipo de terapia?

Realizando este trabajo lograremos también un gran beneficio a las familias de estos nenes permitiendo que se manejen más libremente y logrando que todos puedan insertarse mejor en una sociedad que siempre excluye y que no termina de aceptar a las personas con discapacidad.

Este tipo de terapia que sale de las convencionales repercute mucho en la atención de la sociedad provocando beneficios más allá de los que la practican. A nivel escolar, se lograría mayor adaptación y comprensión de estas dificultades que padecen algunos niños y que imposibilita su  independencia.

 

¿Cuáles son los beneficios esperados?

  • Lograr el mayor progreso posible con los pacientes en cuanto a su movilidad, equilibrio, organización del tono y la postura y registro corporal.
  • Conseguir una mejor funcionalidad para apuntar a una mayor independencia.
  • Integración social en la escuela y mejor funcionamiento.
  • Integración familiar.

 

Quisiera otra vez aclarar que en las terapias asistidas con animales es el terapeuta el que planifica, el que decodifica y pone palabras a la acción, ayudado por la presencia de un animal que estará debidamente educado y será lo más equilibrado posible, haciendo lo que el terapeuta indique para lograr algún tipo de respuesta , estimulacion o juego.

Puedo decir, después de muchos años de experiencia trabajando con niños y no tan niños con diferentes problemáticas, que los animales me han ayudado a estimular, en aquellos momentos que se necesitaba estimular. A comunicarme, en aquellos momentos que la comunicación no fluía o estaba cortada por diferentes motivos. A esperar, en aquellos momentos en que el silencio invadía los espacios. A respetar, en aquellos momentos en los que el cuerpo decía lo que la palabra callaba. A observar, en aquellos momentos en que el devenir era en ese encuentro humano animal.

Mariel, trabaja en Buenos Aires, no duden en consultarle. 

Te agradezco, desde este espacio.

Deja un comentario