20/01/2017

Arteterapia

A través del arte el ser humano canaliza su necesidad de expresión y comunicación, conectando al mismo tiempo con sus emociones y su enfoque particular de ver el mundo. De esta manera, el arteterapia hace de las expresiones artísticas un vehículo para ayudar al individuo a encontrar una relación más armoniosa entre su mundo interior y exterior.

Diferentes lenguajes artísticos como las artes plásticas, la música, la danza, el teatro, la escritura, etc. se constituyen como canales expresivos que la persona emplea (utiliza) para la solución de conflictos emocionales, como así también para fomentar la autoconciencia y el desarrollo personal.

 

El acento está puesto en el proceso y no en el producto final; la reflexión que se manifiesta durante el proceso brinda la posibilidad de aprender mucho de uno mismo, abriendo espacios de autoconocimiento. Es por ello que no es necesario tener saberes artísticos para poder acceder al arteterapia; sin embargo, nada quita, durante el proceso, el despertar del gusto por alguna expresión artística.

El arteterapeuta es un compañero de ruta, cuyo rol principal es estimular y promover el acto creativo y la comunicación verbal o no verbal.

Este espacio se especializa en:

  • Niños con dificultades en el aprendizaje como la dislexia, dislalia, discalculia, hiperactividad con déficit de atención, dificultades en el proceso de lecto-escritura, disgrafía, etc.
  • En adolescentes y adultos en los trastornos de ansiedad con o sin agorafobia.
  • El público en general, el que accede desde el lugar del autoconocimiento a través del gusto por las expresiones artísticas, con la intensión de disfrutar y auto-reflexionar acerca de sí mismos.